¿Hacia dónde va la industria automotriz en México?

 En Actualidad, Uncategorized

El informe “Automotive revolution–perspective towards 2030”, publicado por la consultora McKinsey, señala que la industria automotriz expandirá sus fuentes de ingresos en un 30% durante la próxima década, gracias a nuevos modelos de negocio e innovaciones, tales como la movilidad compartida, conectividad y/ o la autonomía de los vehículos.

Cifras de Capital IQ y PwC (PricewaterhouseCoopers) señalan que a lo largo de la última década buena parte de los actores de la industria automotriz no han sido capaces de generar un retorno positivo sobre el capital, o bien éste ha sido muy escaso.

A continuación, analizaremos algunas de las principales innovaciones que pueden servir como motor de desarrollo de negocio en el sector automotriz.

Vehículos autónomos

La plena autonomía de los vehículos se mantiene actualmente en un proceso de maduración. Su viabilidad comercial depende, por un lado, de la voluntad de los organismos reguladores nacionales, y por el otro, de la progresiva reducción de costos y el imprescindible cambio en los hábitos de los consumidores.

El papel y éxito de los ADAS (Advanced Driver-Assistance Systems) será crucial, puesto que son los encargados de facilitar la transición, ayudando a los usuarios a adaptarse y valorar las ventajas de los vehículos autónomos.

En México, la llegada de modelos que ofrecen autonomía en sus vehículos sigue siendo mínima y mucho tiene que ver la incipiente infraestructura que existe para que este tipo de vehículos puedan movilizarse por territorio nacional.

Vehículos conectados: Internet 3.0

La consultora GSMA estima que para 2025 casi todos los vehículos en circulación estarán conectados a Internet, lo cual plantea grandes retos al sector, el cual va a tener que agilizar su digitalización, complementando su dimensión como proveedor de ingeniería mecánica.

Obviamente, las alianzas y la competencia de otros gigantes tecnológicos jugarán un papel clave en la construcción del nuevo panorama industrial. Google´s Open Automotive Alliance es un claro ejemplo de ello, pues aspira a definir los estándares de la futura industria.

En el caso de México, este tipo de tecnologías aún está en estudio sin que a la fecha se hayan presentado modelos que se conecten entre sí.

Electrificación

El informe de McKinsey señala que para 2030, los vehículos electrificados, incluyendo la tecnología híbrida, representarán entre 10% y el 50% de las ventas.

Las marcas automotrices con presencia en México poco a poco están trayendo a nuestro país modelos 100% eléctricos o híbridos enchufables, y la oferta año con año aumenta considerablemente, sobre todo en las marcas de volumen que están democratizando este tipo de tecnologías en un país que históricamente ha enfrentado problemas por la contaminación ambiental.

Panorama 2020 de la industria automotriz en México

La industria automotriz fue una de las más afectadas a raíz de la pandemia por COVID-19, ya que esta emergencia sanitaria obligó no sólo a los distribuidores a cerrar sus puertas, sino también a las plantas armadoras asentadas en el país, quienes tuvieron que parar la producción ante la baja demanda y el cierre de fronteras.

Con la reapertura paulatina de la actividad económica, las cifras de venta han ido recuperándose y de acuerdo con la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), al cierre del mes de noviembre de 2020 en México se comercializaron 843 mil 986 unidades, aunque ello significa una contracción del 28.9% respecto al mismo periodo de 2019.

AMDA enlista una serie de factores negativos que a la fecha persisten en el panorama automotriz:

• Incremento de contagios de COVID-19 que modifica el semáforo sanitario y restringe la movilidad y las actividades económicas.

• Tendencia incremental en precios

• Importante contracción de empleo formal

• Deterioro de perfil del consumidor que disminuye el mercado potencial para el otorgamiento de crédito y la venta de vehículos nuevos

• Recuperación económica insuficiente que retrasa el regreso a los niveles previos del mercado.

La dinámica del mercado permite a AMDA estimar que al cierre de 2020 se habrán comercializado alrededor de 946 mil 170 unidades, lo que se traduciría en un retroceso del 28.2% respecto a las cifras de 2019.

Cabe destacar que México ocupa la sexta posición mundial como fabricante de automóviles; en tanto que la exportación total acumulada a octubre 2020 fue de 2 millones 119 mil 022 unidades vs 2019 donde la cifra se ubicó fue 2 millones 878 mil 612 unidades con una caída del 26 por ciento.

El principal destino de las exportaciones de México es Estados Unidos, en donde, al cierre de octubre del 2020 se enviaron 1 millón 695 mil 369 unidades, representando una caída de -24.8% en los primeros 10 meses del año.

Artículos Relacionados

Start typing and press Enter to search