Pagos electrónicos en México, llegaron para quedarse

 En Actualidad

Como una muestra más de la evolución de México hacia la digitalización, el 2020 ha registrado una gran aceleración en el crecimiento de los pagos electrónicos en el país. 

Desde hace años este modelo de pago tomaba terreno de manera importante. Tan sólo de acuerdo con la Asociación Méxicana de Ventas Online, mientras que en el 2015 los ingresos mundiales por pagos móviles ascendieron a 450 mil millones de dólares. Al cierre del 2019 se hablaba de arriba del billón de dólares.

Gran parte de esto, lo debemos al repunte que han tenido las empresas FinTech en México, un sector que ha colocado al país como el líder en número de firmas registradas a nivel América Latina. Como referente mundial al ser el primero en regular estas empresas emergentes.

Al día de hoy, de acuerdo con datos de Finnovista, el número de FinTech en México pasó de 394, en marzo del 2019, a 441 en marzo del 2020, lo que representó un incremento de 14%. 

Al igual que el e-commerce, el comportamiento de las tendencias de los pagos digitales y la banca digital se ha visto claramente modificado por la crisis sanitaria.

Esto ha traído la pandemia de COVID-19, esto derivado a que las personas que evitan salir de casa comenzaron a hacer más compras en Internet. En tanto que aquellas que salen evitan el uso de efectivo también como medida de prevención. 

La Asociación de Bancos de México informó que durante los tres meses de confinamiento, el uso de billeteras digitales incrementó 180%. Mientras que en el mismo periodo, se registraron 25 millones de descargas de aplicaciones bancarias. 

Por otro lado, empresas como Legal Paradox, despacho legal especializado en el sector FinTech en México, y Paypal, empresa de alcance mundial​ que opera un sistema de pagos en línea. Estas coinciden en que la crisis sanitaria ocasionó que las transacciones monetarias online.

El uso de banca digital y aplicaciones para el manejo de dinero tuvieran el crecimiento y comportamiento que se esperaba para los próximos 5 años, sólo en los primeros 6 meses del 2020. 

El escenario anterior es muestra de que la tendencia acelera la transformación del sistema financiero hacia un entorno más digital. Este sistema mucho menos presencial y más flexible en modelos y canales de atención; esto a pesar de que el uso de efectivo aun tendrá una carga considerable y no desaparecerá ni en el corto ni mediano plazo.

De acuerdo con un estudio global de Mastercard realizado en 15 mercados, incluyendo México, cada vez más consumidores están optando por dejar el efectivo y optar por experiencias de pagos digitales y pagos sin contacto

En dicho análisis, casi 7 de cada 10 consumidores dicen que el cambio de pago en efectivo a pagos digitales en México, generado por la pandemia. Probablemente sea permanente, y casi la mitad planean usar menos efectivo, incluso después de que la pandemia disminuya; 41% de los mexicanos aseguran que planean usar menos efectivo y 69% creen que los pagos sin contacto llegaron para quedarse.

Esto muestra que, aunque la tendencia acelerada por el uso de banca digital y pagos electrónicos responde a la emergencia sanitaria. Gran parte de los usuarios de servicios financieros ya no planean regresar al uso de efectivo cuando la contingencia termine.

Artículos Relacionados

Start typing and press Enter to search