La importancia de una educación financiera para mejorar el emprendimiento

 En Crecer Seguro

De acuerdo con el Censo Económico del Inegi en 2019, el 40.2% de los negocios no llevaban ningún tipo de registro contable mientras que la Encuesta Nacional de Financiamiento de las Empresas (ENAFIN), afirma que el 28.9% de las compañías encuestadas en 2017 no tuvo una reserva financiera para afrontar imprevistos, y que el 35.2% tenía estas reservas en efectivo, lo que representa un importante riesgo para ellas. Las cifras anteriores son ejemplo de la importancia de contar con herramientas y conocimientos de educación financiera, que permitan a los emprendedores tomar decisiones adecuadas no sólo para mantener la estabilidad de su negocio, sino para hacerlo crecer. 

¿Por qué la educación financiera es crítica en la gestión de tu negocio?

De acuerdo con la Organización para la Cooperación y del Desarrollo Económico (OCDE), la educación financiera consiste en una “combinación de consciencia, conocimiento, habilidad, actitud y comportamiento necesarios para la toma de decisiones financieras sólidas y, en última instancia, el logro del bienestar financiero individual”.

Una correcta educación financiera es clave para prevenir y hacer frente a dificultades en este ámbito, así como para aprovechar aquellas oportunidades que vayan surgiendo conforme el negocio evoluciona.

No contar con una buena educación financiera, por el contrario, puede enfrentar a tu empresa a dos situaciones:

  • En el primer caso, tu negocio se expondría a riesgos que de contar con el conocimiento adecuado no estarían sucediendo.
  • En la segunda circunstancia, podrías menoscabar el éxito y crecimiento del negocio que depende de la correcta toma de decisiones.

Si bien la cultura general referente al manejo del dinero es importante, estos son algunos ámbitos críticos en los que las consecuencias de la carencia de educación financiera se hacen más evidentes.

Impuestos

No cumplir con tus obligaciones fiscales puede generarte inspecciones por parte de la Secretaría de Hacienda, e incluso sanciones económicas y administrativas. Además, el control y manejo adecuado con tus impuestos puede incluso generar un ahorro en las finanzas de tu empresa, y por ende, un incremento de la ganancia neta.

Fijación de precios

Una adecuada estrategia de precios tiene una influencia directa en los resultados económicos. Debes garantizar la obtención de una rentabilidad positiva con los precios fijados. Sin embargo, sólo es posible obtener los márgenes haciendo un cálculo adecuado de los costes fijos y variables, y determinando así el coste unitario del servicio o producto vendido.

Previsión de flujo de caja y política de crédito

Debes garantizar un flujo de caja que permita mantener la actividad del negocio.

En definitiva, la política de descuentos y operaciones de crédito debería ajustarse a las posibilidades de tu empresa. De nada servirá cerrar las ventas si no garantizas la liquidez necesaria o las operaciones no resultan rentables.

Áreas financieras que todo emprendedor necesita conocer

Existen ámbitos o requerimientos de índole financiera para todo empresario:

  • Debes diferenciar entre las finanzas personales y las empresariales.
  • Sé un comprador competente de servicios y productos financieros, lo cual implica conocer su propósito, riesgos, costos y, sobre todo, comparar.
  • Prevé las necesidades financieras que tu negocio pueda tener en el futuro, contempla diversos escenarios.
  • Evalúa los riesgos financieros a los que el negocio está expuesto, y genera un plan de ejecución para cada caso.
  • Comprende el proceso de toma de decisiones de los proveedores financieros, para promover la solvencia del negocio e incentivar la inversión.
  • Alinea las necesidades financieras del negocio con las normativas fiscales del país de actividad, para garantizar el cumplimiento normativo y la eficiencia en la carga fiscal.
  • Lleva una adecuada gestión financiera utilizando la información para un mayor rendimiento económico de los recursos del negocio.

Además de estas recomendaciones, es necesario que comprendas y te apoyes de  tres informes o estados financieros, que como gestor de negocios o emprendedor debes comprender e interpretar:

Estado de pérdidas y ganancias

Este informe (trimestral o anual) refleja los ingresos y gastos, así como las ganancias y pérdidas netas experimentadas por la empresa. Con este estado financiero podrás comprender la evolución actual del negocio, así como la necesidad de recortar gastos o incrementar los ingresos.

Balance general

Refleja los activos y pasivos del negocio, además del patrimonio total. Es una fotografía de tu empresa, que permite saber cuáles son las deudas y cuál es el valor de los activos atesorados; todo lo anterior te permitirá conocer la salud financiera de la compañía, además es utilizado por las entidades bancarias para los estudios de riesgo y calificación crediticia, de cara a un crédito.

Estado de flujo de efectivo

Este informe trimestral permite conocer cuál es la cantidad de liquidez que el negocio tiene, así como el volumen de efectivo que posee para hacer frente a sus acreedores, proveedores y gastos derivados de su actividad. Esto te permite saber si tu empresa es capaz de mantener o incrementar su ritmo de actividad, o bien prever un futuro problema de liquidez

En ocasiones, los emprendedores toman decisiones estratégicas de forma improvisada y guiados por su intuición, en lugar de llevar a cabo un análisis financiero de la situación. Esta forma de actuar es muy arriesgada y, en caso de éxito, puede generar la falsa apariencia de que la gestión financiera del negocio es adecuada.

Artículos Relacionados

Start typing and press Enter to search