Skip to content

Economía de México 2021: análisis y previsiones

Riesgo pais

En este artículo presentamos las principales claves de la economía de México a partir de los datos de Euler Hermes , uno de nuestros accionistas.

Un camino a corto plazo hacia la recuperación, persisten los desafíos a mediano plazo

La recuperación económica de México se vislumbra a corto plazo, aunque los desafíos del país se verán en el corto y mediano plazo. Hasta julio de este 2021, la calificación del es de riesgo medio.

Pandemia exacerbó las presiones económicas preexistentes en la economía de México, pero la actividad se recuperará

México tiene un historial de políticas macroeconómicas y fiscales prudentes que sustentan un cierto grado de estabilidad macroeconómica. Su estrategia de metas de inflación, tipo de cambio flexible y trayectoria de compromiso con la disciplina fiscal han favorecido el sentimiento de los inversores privados en el país. 

Además, la economía mexicana ha demostrado ser resistente en un contexto de incertidumbre vinculado a la política comercial de la anterior administración estadounidense y al contexto electoral de 2018, con un crecimiento estable promedio de +2.3% con respecto a 2016-2018.

El impacto económico de la pandemia, la pequeña escala del paquete de estímulo del gobierno y la menor demanda de las exportaciones clave de México llevaron a una fuerte contracción del PIB real de -8.5% en 2020, después de una recesión más leve en 2019 con un crecimiento de -0.1%.

Las perspectivas a corto plazo son positivas, pero las previsiones de crecimiento a medio plazo seguirán siendo desafiantes. Se espera que el crecimiento repunte un +5.1% en 2021 y +4.2% en 2022, ya que el estímulo de Estados Unidos respaldará la demanda de las exportaciones clave de México y, a medida que más población esté vacunada, habrá menos restricciones lo que impulsará el consumo privado. 

Por otro lado, el paquete de estímulo del gobierno podría pesar sobre los ingresos de los hogares y los balances de las empresas, lo que podría generar vulnerabilidades económicas en el mediano plazo. Se espera que México regrese a los niveles de PIB anteriores a la pandemia en un horizonte de al menos tres años.

Fundamentos macroeconómicos y fiscales aún sólidos, entorno empresarial competitivo, pero en deterioro

El perfil externo de México sigue siendo relativamente sólido. El país tiene un historial de déficits en cuenta corriente moderados y de ajuste para absorber choques externos. Como ejemplo, 2020, cuando alcanzó un superávit del 2.5% del PIB desde un déficit leve del 0.3% en 2019. Para la economía de México en 2021, se espera un déficit del 1.5% del PIB y luego un superávit en 2022 del 0.2%. 

Los déficits en cuenta corriente de México suelen estar cubiertos en gran medida por las entradas de Inversión Extranjera Directa (IED). Además, el país se beneficia de un fácil acceso a los mercados de capital, así como de una línea de crédito flexible del Fondo Monetario Internacional (FMI). Las reservas de divisas aumentaron en 2020 debido a las elevadas remesas y los continuos flujos de IED (2% del PIB) en un contexto de superávit por cuenta corriente.

La política monetaria de México ha sido cautelosa y restrictiva, persiguiendo tres objetivos:

  • Anclar las expectativas de inflación para que converjan hacia la meta del 3%.
  • Alinearse con el impulso de endurecimiento de la Fed.
  • Efectos suavizantes sobre la moneda. 

Se espera que México mantenga su historial de prudencia fiscal. Se contempla que los déficits fiscales moderados y una leve recuperación permitan que la deuda pública se estabilice en su nivel actual en 2022.

El entorno empresarial estructural de México es el segundo mejor en la región de América Latina, y el país perdió su primer lugar frente a Chile el año pasado, según la Encuesta Doing Business 2020 del Banco Mundial. Ocupa el puesto 60 en todo el mundo entre 190 países (frente al 54 en 2018). 

Estructura comercial
Estructura comercial por producto

Fuente: Euler Hermes

Sistema judicial complicado para litigios comerciales

La ley en México no proporciona un marco sobre los términos de pago estándar de las empresas, pero es común confiar en un crédito de 30 días a partir de la fecha de la factura. En la práctica, los pagos se realizan en un promedio de 40 a 50 días, mientras que pueden esperarse retrasos de 15 a 30 días.

El sistema judicial en el país es complicado por su estructura federal. Los litigios comerciales no son tratados por jueces especializados y, en la práctica, no se puede confiar en los mecanismos de vía rápida que podrían facilitar los procedimientos cuando el reclamo es sencillo. En general, las demoras y los costos procesales son significativos y la acción legal previa sigue siendo el medio más eficiente para cobrar la deuda.

Litigios comerciales

Fuente: Euler Hermes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Actualidad  Solunion

¿Quieres más  información?
Últimas  entradas